Una primera aproximación acerca del dolor.

"El que sabe de dolor, todo lo sabe" parafraseó Dante.
Visualizaciones: 58

Compartir: 

¿Sabias que uno de cada dos pacientes que realizan consulta en atención primaria en nuestro país refieren dolor (INE)?¿Sabías que los medicamentos contra el dolor son los más consumidos en nuestro país?

Me gustaría empezar este artículo diciendo que el dolor forma parte del mundo sensorial del ser humano y se considera como una señal de que algo no funciona bien. Esta experiencia desagradable debe alarmarnos unicamente en ciertas situaciones de las que hablaremos más adelante.

En la mayoría de los casos dejamos pasar el tiempo «a ver si se va sólo». Sin embargo, debemos prestar una especial atención a esta situación para evitar su empeoramiento.

Esta sensación desagradable, compleja y multifactorial se clasifica, desde un punto de vista sanitario, de varias maneras con el fin de obtener una visón completa de la situación y poder enfocarla de la mejor forma posible.

El dolor es tridimensional.

El dolor se define como una experiencia desagradable más o menos intensa que puede afectar a una o más dimensiones del ser humano.

El modelo actual trata de entender al ser humano como una unidad formada por varias facetas. La definición internacional de la salud nos permite ilustrar claramente esta noción.

Hoy en día, la salud está considerada como un completo estado de bienestar físico, mental y social y no sólo la ausencia de desórdenes, alteraciones y enfermedades.

Bajo este enfoque biopsicosocial, podremos hablar de dolor físico, dolor psicoemocional y dolor metabólico.

Dolor físico, dolor psicoemocional y dolor metabólico.

El Dolor físico y el Dolor metabólico están relacionados con la dimensión física mientras que el Dolor psicoemocional está referida a la dimensión mental.

El ser humano vive en sociedad y necesita relacionarse. La dimensión social interesa nuestro entorno personal, familiar y laboral y por tanto influye significativamente en nuestra percepción del dolor.

A modo de ejemplos, el dolor físico se traduce por dolores musculares y/o articulares, dificultades para moverse, para trabajar, dolores de barriga, colón irritable, diarreas o vómitos frecuentes, pérdida de apetito o diabetes.

El dolor psicoemocional se dibuja a través de estados de ansiedad y depresión, irritabilidad extrema, incertidumbre, apatía o desórdenes del sueño, entre otros.

Los problemas relacionales, la soledad o la pérdida de habilidades sociales hablan de la dimensión social.

Cómo abordar el problema

A menudo es de especial interés acudir a un profesional sanitario, capacitado y con experiencia profesional, para poder sacar las conclusiones adecuadas y permitirnos mejorar nuestra situación.

La pedagogía del dolor es una de las claves actuales para la mejora de nuestra situación. Esto nos permite tener conocimientos básicos sobre como funciona el cuerpo y fomenta el desarrollo de habilidades y herramientas internas de autocuidado.

Existen modos muy sencillos de enfocar este problema y debo afirmar, basándome en mi amplia experiencia profesional, que siempre hay una solución que nos permite avanzar hacia la mejora.


El enfoque biopsicosocial y el dolor

En Alpha Biopsicosocial, nos tomamos el tiempo necesario para el interrogatorio y nuestro modelo está basado en un proceso de valoración exhaustivo que nos permite establecer un cierto numero de conclusiones. Durante este período, trataremos conocer el cuando, el cómo, el dónde, el porqué y cuál es la intensidad del dolor.

Para concluir este primer post sobre el dolor, me gustaría hacer hincapié en el hecho que el modelo biopsicosocial de acompañamiento es el enfoque de predilección en el manejo de dolores recurrentes, persistentes o crónicos. Esta manera de acompañar al paciente nos permite, por un lado, tener una visión completa de la situación y clasificar el dolor según cada individuo y por otro lado, nos brinda la oportunidad de establecer una estrategia de tratamiento personalizada basada en la pedagogía, para la mejora de los indicadores de salud del paciente.

La importancia de dirigirse a un profesional capacitado con un modelo definido resulta un elemento clave para alcanzar nuestro objetivo último que es la mejora de nuestro dolor.

Alpha Biopisococial / Fisioterapia, Psicología y Nutrición / Las Palmas de Gran Canaria 

Artículos Relacionados

2 de abril de 2024
La Fibromialgia: Diagnóstico, contexto y retos.
La complejidad de la fibromialgia solo puede abordarse mediante un enfoque multidisciplinario.
16 de febrero de 2024
El Estilo de Vida de la Generación X y su Impacto en la Salud.
La Generación X se encuentra en una encrucijada crucial en términos de salud.
22 de noviembre de 2023
El impacto silencioso del dolor muscular Recurrente
Cómo el dolor muscular recurrente afecta nuestra calidad de vida y felicidad