El problema del sedentarismo en Canarias.

Una llamada a la acción de la sociedad y las instituciones autonómicas.
Visualizaciones: 117

Compartir: 

El sedentarismo es una problemática creciente en la sociedad moderna y Canarias no es una excepción. Con sus hermosas playas y largos senderos, clima cálido todo el año y paisajes impresionantes, podría parecer contradictorio que esta región sufra de sedentarismo. Sin embargo, el estilo de vida sedentario se ha arraigado en la población canaria, lo que ha llevado a una serie de preocupaciones de salud y bienestar. ¿Te has parado a pensar que comes sentado, te desplazas sentado, te sueles divertir sentado, y que, además, cuando estas cansado te sientas? ¿Te has parado a contar el número de horas que pasas sentado a lo largo del día, semana o año? ¿Sabías que el sedentarismo está considerado como uno de los principales desencadenantes de cualquier tipo de enfermedad?

Definición de Sedentarismo

La palabra sedentarismo es de origen latina (sedere) que significa «la acción de tomar asiento». En la actualidad definimos este adjetivo como «aquel que vive sentado» y este concepto abarca nuestra actividad física en el ámbito personal, familiar, social y laboral. Cuando hacemos uso del término sedentarismo, nos referimos a un comportamiento de vigilia caracterizado por un gasto energético bajo en una posición de sentado o recostado (Herman, Sabiston, Mathieu, Tremblay & Paradis, 2014). Se considera una persona sedentaria si realiza al menos de 5 sesiones de ejercicio físico moderado o de caminata de, al menos, 30 minutos por sesión. O bien que no realiza 3 o más días a la semana de actividad física vigorosa durante, como mínimo 20 minutos. Es poco conocido del público en general que el sedentarismo se encuentra al origen de la gran mayoría de los problemas de salud de las sociedades actuales y que el dolor recurrente, persistente o crónico esta directamente ligado a las horas de actividad física que dedicamos durante la semana. Este articulo pretende promover la conciencia y la educación social sobre los riesgos del sedentarismo y los beneficios de la actividad física.

Salud y contexto

A partir del consenso internacional, el concepto de salud moderno se describe como aquel estado de completo bienestar físico, psicoemocional y social y no sólo la ausencia de desórdenes, alteraciones o enfermedades. Esta noción defiende el equilibrio del bienestar integral de las diferentes dimensiones biopsicosociales del ser humano, las cuales se ven influenciadas y afectadas por su entorno. El estilo de vida sedentario es, por tanto, un elemento fundamental que necesita una atención especial. El estilo de vida moderno, caracterizado por el avance tecnológico y la comodidad como valuartes, ha contribuido en gran medida al sedentarismo. El acceso a dispositivos electrónicos, como teléfonos inteligentes y computadoras, ha llevado a una disminución en la actividad física, ya que las personas pasan más tiempo frente a pantallas y menos tiempo realizando actividades al aire libre. Además, la adopción de medios de transporte motorizados ha reducido aún más la necesidad de moverse, ya que las distancias se pueden recorrer rápidamente sin esfuerzo físico. Por otro lado, el cambio de alimentación hacia comidas ricas en azucares y grasas y el estres generado por el estilo de vida actual son elementos agravantes de la situación. Hoy en día, cualquier tipo de trabajo físico se ve reducido o incluso eliminado, promoviéndose así el sedentarismo (Jackson, Morrow, Hill & Dishman, 2004). Según la encuesta de salud europea en españa realizada por el INE (2011-2012 ; 2020) , el 73% de los españoles aumentan su riesgo desarrollar una enfermedad a causa de la falta de actividad física regular.

El sedentarismo en canarias

En Canarias, sólo el 26% de las personas encuestadas declaran realizar ejercicio físico de manera regular, lo que traduce el riesgo de enfermar ligeramente por encima de la media nacional, un 74% de la población canaria. Es importante resaltar que esta tendencia a la falta de actividad física y a la comodidad extrema, se inicia en la infancia, se desarrolla en la adolescencia y tiene su nivel más crítico en la edad adulta. Este contexto favorece el deterioro de la salud a todas las edades (MárquezRosa, Rodríguez-Ordax y De Abajo Olea, 2006 ;Moral-García, Redecillas-Peiró y Martínez-López, 2012; Faulkner, Carson, & Stone, 2014). Según Márquez-Rosa, Rodríguez-Ordax y de Abajo (2006), este fenómeno es especialmente importante en la población infantil, que invierte una enorme cantidad de tiempo sedentario en la utilización de televisión, ordenador, móviles y otras comodidades y poco tiempo a realizar ejercicio físico. Según la Encuesta Nacional de Salud de España (2011-2012, 2020) el 12,1% de la población infantil de 5 a 14 años se declara sedentaria, es decir, no realiza actividad física alguna en su tiempo libre.

Consecuencias del sedentarismo sobre la salud

Son diversos los estudios que han mostrado una relación entre los comportamientos sedentarios y el incremento en consecuencia del riesgo de exceso de peso y de obesidad, de enfermedades neurodegenerativas y múltiples patologías cardiovasculares (Ribeiro et al., 2003; Montil-Jiménez et al., 2005; Márquez Rosa et al., 2006; Moral García et al., 2012; Martínez-Moyá et al., 2014 ; Vandevijvere, Chow, Hall & Swinburn, 2015) El número de afecciones para la salud que conlleva el sedentarismo y la inactividad física es abundante, no solo a nivel físico, sino también a nivel psíquico y social (Faulkner et al., 2014 ; RodríguezHernández, De la Cruz-Sánchez, Feu, & MartínezSantos, 2011). Por ejemplo, encontramos las enfermedades cardiovasculares, cuadros de ansiedad y depresión, baja autoestima, problemas digestivos, sindromes metabólicos, diabetes, osteoporosis, dolores musculares y esclerosis múltiple y fibromialgias adultas e infantiles, por citar unicamente las más frecuentes. En realidad, la solución a este problema, está al alcance de cualquier persona y con un coste económico bajo o nulo. Organizar su semana con el fin de realizar una actividad física regular es la clave del bienestrar biopsicosocial. La esfera biológica, la psicoemocional y la esfera social son los elementos que conforman nuestra definición más completa de ser humano. Sin embargo, se recomienda adaptar el ejercicio físico a cada individuo a través de un diseño personalizado teniendo en cuenta el tiempo, la intensidad y el volumen semanal entre otros parámetros. La adherencia al ejercicio físico debe ser el objetivo último de nuestra rutina.

Conclusiones del sedentarismo en Canarias

El sedentarismo es un problema significativo en Canarias que requiere atención urgente. Al abordar las causas subyacentes y promover la actividad física en todas las áreas de la vida, se pueden lograr mejoras significativas en la salud y el bienestar de la población. Es responsabilidad de los gobiernos, instituciones educativas, empresas y la sociedad en su conjunto trabajar juntos para combatir el sedentarismo y crear una cultura activa y saludable en Canarias. Solo a través de un enfoque integral y colaborativo podremos superar este desafío y mejorar la calidad de vida de todos los canarios. Con la implementación de estrategias educativas, cambios en las políticas públicas y el fomento de estilos de vida activos, Canarias puede convertirse en un ejemplo de cómo abordar eficazmente el sedentarismo y promover la salud y el bienestar de su población. De ahí, que el enfoque de acompañamiento biopsicosocial sea por su capacidad de integrar mutifactores el más recomendado, el más acertado y eficaz. Progresa adecuadamente. Alpha Biopsicosocial – Fisioterapia, Psicología y Nutrición – Las Palmas de Gran Canaria

Artículos Relacionados

2 de abril de 2024
La Fibromialgia: Diagnóstico, contexto y retos.
La complejidad de la fibromialgia solo puede abordarse mediante un enfoque multidisciplinario.
16 de febrero de 2024
El Estilo de Vida de la Generación X y su Impacto en la Salud.
La Generación X se encuentra en una encrucijada crucial en términos de salud.
22 de noviembre de 2023
El impacto silencioso del dolor muscular Recurrente
Cómo el dolor muscular recurrente afecta nuestra calidad de vida y felicidad